BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS ?

Seguidores

Un lugar para disfrutar de la lectura. Bienvenidos.

jueves, 18 de marzo de 2010

Noble Guerrero


DEDICATORIA:

Para un mundo de fantasía donde todos
soñamos alguna vez, en especial a los
niños que les gustan las historias fantásticas
y a todos los lectores que pasan a leer los
trabajos de cada uno aquí en el Rincón.
Para todos los usuarios de la pagina que
pasan a leer mis escritos.
Muchas gracias.


Noble Guerrero




En los reinos de Arabasta mi corazón
yace junto a la esperanza que los
Reyes iluminen mi camino y a su vez
mis grandes deseos de ser Rey alguna
vez se haga realidad. Mi sueño está
en esta ciudad, la ciudad que es la
más grande de este lugar y en la que
juré ante el Rey proteger con mi vida
para que nada malo le pase.


Yo soy un ser de las montañas, muchos
me conocen como Jamir de Misar soy
un Elfo Silvano que vive en esta ciudad
de Arabasta, mil y un aventuras he
vivido, a muchos enemigos he derrotado
he sido un héroe de Leyenda, nada más
que pedir pero aún sigo mi larga lucha por
alguien más, Helene la princesa de Arabasta,
sigo buscando su corazón entre muchas cosas
que han pasado, el Rey no me ha dejado estar
a su lado pero mi amor por ella es puro como
el cielo enamorado.


Helene se acerca mi hora de cabalgar junto a
los jinetes de Arabasta, espera por mi retorno
victorioso que aquí en tu balcón yo estaré como
todas las noches lo hago, te traeré la flor mas
hermosa del camino aunque sé que ninguna flor
es mas hermosa que tu belleza angelical.


En el camino hacia los límites de Arabasta había
una fuerte lucha contra los corsarios que quieren
apoderarse de las tierras de Arabasta para sembrar
su caos y constante desolación, su temible fuerza
se remonta a la época oscura cuando juraron servir
al Señor Oscuro quien los llenó de un poder maligno,
y así fueron ciudad tras ciudad hasta dejarlas desoladas
muchas de las personas están ahora esparcidas por
todo el reino en busca de una nueva vida. Yo Jamir
de Misar he jurado ante su majestad que en el nombre
de Arabasta caerá el Señor Oscuro y sus fuerzas
caerán ante mi espada que ha venido de Celestia,
hecha de un material raro que sólo es usado por
los ángeles y los seres puros de corazón.


La lucha ha comenzado, nuestros hombres los
jinetes empezaron a cabalgar a todo dar hasta
el campo de batalla, en mi mente sólo una cosa
rondadaba, tu nombre. Sabría que sí ganábamos
esta batalla el Rey aprobaría que tu y yo estuviésemos
juntos, así que recuerdo haber dado lo mejor de
mi hasta derrotar a los malos, llegamos a Arabasta
con algunas bajas en nuestras filas de jinetes, nuestro
pueblo se encontraba a salvo de las manos del Señor
Oscuro y sus fuerzas malignas.


Mi señor el Rey preparaba su mesa para el festín y
sus nobles y guardias de honor lo acompañaban esta
noche de celebración a la cual todos asisieron para
este banquete de gala que nuestro Rey nos daba.
Me senté junto a ella diciéndole lo ocurrido con los
corsarios malignos, ella amaba cada vez que le
contaba de mis aventuras en batallas y viajes al
Bosque Canción Eterna. Helene siempre tu tan
viva, tan llena de vida eres como las flores de
la montaña pero tu belleza es mucho más hermosa
que cualquier flor así sean las caídas del Cielo.


Helene sonreía con aquella risa celestial, mis
ojos verdes la veían sonreír con tanta simpatía
que me hacía enamorarme mucho más de ella.
Mientras compartíamos en el banquete los bardos
cantaban sus grandes canciones donde hablaban
de Dragones que surcaban nuestro cielo y llenaban
de luz nuestro universo, las batallas legendarias
de muchos de los ancestros de cada uno que ahora
forma parte de este reino de Arabasta.


La paz perduró por unos cuantos años más, pero
la batalla final ya era inminente poderla evitar,
nuestro reino dependía de nosotros para poder
darle toda la confianza y tranquilidad que los
Reyes del pasado habían soñado conquistar.
Esta vez me despedía de Helene dándole un
amuleto de cristal llamado Flor del Camino que
llevaba grabado nuestros nombres que sería el
amor eterno que le prometí regalarle y siempre
estaría allí con ella.


Nos vestimos de armaduras brillantes como el
sol, esta vez nuestras monturas eran los mas
nobles Dragones dorados de Esindor mi espada
y mi arco estaban a la disposición del Rey de
Arabasta, Helene es hora de partir, en mi
retorno a la ciudad espérame con los brazos
abiertos donde traigamos la felicidad de
nuestra tierra en nuestras manos. Y así
fue, partimos a la batalla final contra el
Señor Oscuro, miles de soldados y guerreros
en el campo de batalla daban lo mejor de si,
nuestro Rey luchaba con coraje y valor inspirando
a cada uno de sus nobles guerreros a la lucha sin
temor.


Durante 11 días se llevaba a cabo esta contienda
contra el mundo de las sombras y el mal que en ella
habitaba, habían bajas de ambos lados del campo,
llegando al final estaba por decidir el ganador de esta
feroz lucha entre Arabasta y Reino de las sombras,
yo volaba sobre las tropas malignas cuando una flecha
oscura alcanzó mi cuerpo y desde el aire fui derribado
del Dragón alado, caía con aquella sensación de
espanto que sufría por la flecha que se desmaterializaba
dentro de mí, mi mente se oscurecía y mis
pensamientos se corrompían, todos los sonidos de
mi alrededor se unían en un solo eco que no pude
descifrar. Por varios minutos fui corrompido por las
sombras, pero entre la lucha que en mi se llevaba no
pudo el sentimiento maligno apoderarse de mi.


Me acerqué hasta donde estaba el Rey y junto a el
yo ya herido levanté mi espada y la blandí hacia el
Señor Oscuro que con un solo golpe de su mano nos
derribó hacia la tierra. Insistía en ponerme en pie
y cada vez la debilidad de mi se apoderaba, mi
herida se hacía cada vez mas mortífera si no la
trataba al instante. Ya mis piernas me abandonaban
no respondían al llamado en pie, mi cuerpo descansaba
sobre mi espada enterrada a media hoja del suelo,
en ese momento, se acercó a mi el Señor Oscuro
con su sable en mano arremetió pero, todo se hizo
negro y lleno de bruma, el conocimiento había perdido
pero fue más que eso cuando supe que el Rey mismo
había mal herido al Señor Oscuro.


Ahora todas las tierras sombrías desaparecieron
junto al amo de la Oscuridad, la paz llegó como
todos la habíamos soñado a este mundo y más allá.
con el final de esta historia mi corazón vive junto
a ella, Helene eres la Reina de mis pensamientos
y de mi mundo, así como este retoño es la esperanza
de nuestro futuro y la generación de Arabasta siempre
te amaré.


FIN. . .




© DERECHOS DE AUTOR: Gustavo Briceño
"The Blitz Poet" ©

0 comentarios: