BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS ?

Seguidores

Un lugar para disfrutar de la lectura. Bienvenidos.

sábado, 11 de abril de 2009

Una vez un Vampiro


Es un amor real, su familia la vio partir un día
en un carruaje de altos lujos que partía a la
luz de la luna, nadie te decía que hacer ni que
no hacer sólo partiste en ese carruaje de ese
galante ser que había venido en busca de tu
elder vitae. Su rostro oculto entre la luz de la luna
y las sombras que deambulan en la tibia penumbra
es una persona oscura llena de inmortalidad
condenado a la eterna oscuridad de no poder
salir a la luz del sol nunca jamás. Una mortal
enamorada de un Vampiro llega a su juicio el
altar del novicio. Entretanto se acercan mutuamente
mientras ella dice su nombre el acaricia su mirada
con sus manos frías de escarcha, ella sublime
ante su presencia solo se queda entre su enredadera
tergiversa.


Eres tu que has llamado al amor, enamorarte de un
Vampiro es tu dolor, un amor incompleto que llena
los sentimientos vastos de sortilegios, vagan y llaman
la sangre que despierta el instinto de aquel ser no vivo
un ardor en tu interior tu voz tiembla y tus manos titubean
ante la sensación de pasión desatada en los brazos llenos
de antaños recuerdos que abandonan la mente del Vampiro.
Aléjate de su boca, pero tu sólo quieres una probada de la
mordida del Vampiro que te lleve a la eternidad y no poder
regresar al mundo mortal, amor incompleto que no es
comprendido entre mortales y no vivos, cazando a los que
no son bien vistos pero él es un Vampiro de la más alta
cepa y nadie se le acerca. Solo tu que fuiste hasta su
carruaje, llenaste su blindaje de tu esencia virginal, la
sangre pura de tus venas que brota por tu cuello donde
el quiere llegar.


Para completar tu orden llegas hasta las escaleras del
Castillo tocar la puerta y acercarte a su orillo pasar por
no ser vistos entre los ojos sombríos del oscuro recinto
Sigues allí esperando a sucumbir entre sus dientes sedientos
de tu alma ardiente, cautivar sus sentimientos con tu
corazón efervescente. Llegas hasta la entrada de la habitación
tocando una canción entre tus dientes, despiertas al Vampiro
sonriente esperando colocar en ti su mirada para llevarte
al paraíso del Sol nocturno donde llegarás a los brazos
del ser noctámbulo quien te abrazará para pedirte inmortalidad
Aún así será un amor incompleto en su santa voluntad creyentes
del fiel lamento de lo no mortal y lo mortal......


Llenas la alcoba vacía de él
viajas entre las sábanas
llenando de sangre su mirada
tomaste el elixir de la noche
bebiste su sangre hasta no
poder resistir el placer de la
oscuridad viajas entre sus
sueños y en las olas del
lamento eterno navegas
por un profundo sueño de
no caminar en el día nunca
jamás....... 


Derechos reservados 
Gustavo Briceño "The Blitz Poet"

domingo, 25 de enero de 2009

Ecos





Entre la noche una penumbra que se hace rotunda
llena de misterio el panorama dejando perplejo a
quien más se ensaña en poder roer los duros huesos
del ayer. voces que acompañan sendas lejanas que
vagan en el recuerdo que se ve a lo lejos en el camino
¡sombras nada mas!, bailan sin cesar pronunciando
voces silentes que se transforman en ecos perturbadores
llenando la noche de emociones vacías. Viajan a través
de tus recuerdos, dejando tu mente asechando tu consciente
perturbando tus salientes acabando con tu alma
que poco a poco se debilita en tus entrañas,
ecos que vagan en tu alcoba plasman silencio y
 un aire seco en el ambiente tratando salir a la
superficie ahogados del recuerdo solemne que perjuraron
ser alguna vez en el tiempo.


Cantos gregorianos que se escuchan en los labrados de
las piedras de la calle solitaria que deambulan en silencio
esperando ser escuchados en algún momento por los oídos
del deseo del poder ser alguien en la soberana tierra
desterrada de la vida eterna. Son ecos perturbadores que se
alojan en los arcos del tiempo, llegan a la hora fija de tu
destino hurgando en tus sentidos sacándote de tus casillas
enloqueciendo con tu huida callando tus pensamientos intimidando
tu cordura destrozando el pavimento al ras de la tortura, caes
de rodillas agarrando tu cabeza gritando, desesperado, ya no sabes
que hacer, una sensación de correr y dejarlo todo en el pasado,
volver a mirar hacia atrás.


Te gustaría probar el dulce sabor, tentar al corazón ¡pero no!
¡detente ahí! no es la hora de verte seguir continúa aquí se
parte de este mundo oscuro y sombrío los ecos te acompañan, esa
es tu fiel morada, sigue, déjate llevar por esta onda, una onda
que se expande a lo largo de ese parque gritando, ¡grita! siente
la voz, esa voz que emanas hacia el mas allá. Shhh, Shhh, calla,
es la hora de irse, ve hacia tu destino que el camino de la noche
te muestre cual es tu próximo sendero. ¡Anda! vete ya abandona
esta calle y se parte del sombrío lugar que invaden los echos
perturbadores. Fría noche que se espera al lado de esa pradera,
agua de rocío llena de un cálido frío que sube por tu espina y
se prolonga hacia tu vida..... (Shhh silencio, vete ya)

      
Derechos Reservados


Gustavo Briceño "The Blitz Poet"